Prueba de test para Maratón

10 Flares Twitter 10 Facebook 0 10 Flares ×

El blog de Ignacio González Franco

 

 

 

 

Después de los duros entrenamientos que llevamos realizando desde varios meses atrás, vamos alcanzando un nivel deportivo muy superior que lo comprobamos, además de las sensaciones de soportar mejor los esfuerzos, por la consecución de los objetivos propuestos en cada una de las series que hacemos.

De esta forma, haciendo cuentas del tiempo que podremos lograr si la carrera se desarrolla con la normalidad que nos gustaría, y sin un lastre de problemas que todos sabemos pueden ir apareciendo que puedan llevar al traste nuestra preparación para ese maratón en concreto.

Cuando se acerca la fecha de la competición los entrenamientos deben ser más intensos y con periodos de recuperación mayor, con el fin de asimilar bien las cargas y de tener el cuerpo con “ganas” de correr rápido. Una de las pruebas aconsejadas 10 ó 12 dias previos, y que últimamente está dando buenos resultados por su aproximación al tiempo final que conseguimos en el maratón, es el test de realizar dos repeticiones de 6 kms en pista con una recuperación de 1 minuto 30 segundos.

Test Maratón Cabberty Málaga Tienda Running Málaga

El ritmo de la primera repetición debe ser lo más similar posible al ritmo que pretendemos correr el maratón y la segunda repetición deberemos hacerla a tope. Para determinar los ritmos de cada seis mil lo calcularemos  en base al tiempo que tengamos en la media maratón y de los resultados del test de esfuerzo que hayamos realizado con anterioridad. De esta forma, la primera carrera no debe ser muy rápida y el ritmo nos permitirá cierta “comodidad”.

Para un corredor que quiera bajar de tres horas, sus ritmos en el test deberían estar en torno a 25:12(4:12 el Km) en el primer 6.000 y en menos de 22,40(3:47 el Km) en el segundo 6.000. Si la diferencia por Km entre la primera y segunda serie es inferior a 22” quiere decir que el ritmo de la primera era muy próximo al ritmo posible del maratón, lo que sería un grave riesgo competir al mismo y lo correcto sería competir más lento.

Si la diferencia en el ritmo es superior a 23” por Km, entre ambas series, quiere decir que el ritmo de la primera si es adecuado para competir en el maratón. Todos estos cálculos son teóricos y sólo se cumplirían en condiciones óptimas de competición. Con situaciones climatológicas adversas siempre se pierden varios minutos y esto supone readaptar el ritmo a la nueva situación, el día de la carrera, añadiendo de 3”(cuando se compite a menos de 4’ por Km) a 10”(cuando se compite a mas de 5’30” por Km).

La táctica de carrera en un maratón siempre debe ser reservada, sin querer arriesgar para evitar cualquier incidencia, manteniendo un ritmo igual o inferior al que hayamos decidido marcar y teniendo presente que las ganas que nos vayan entrando de ir mas rápido deberemos reservarlas para los últimos 6 kms de carrera.

Con el mismo interés que entrenamos los kms, debemos acompañar la preparación con una buena suplementación de sales minerales y carbohidratos  que nos mantengan la musculatura activa durante todo el recorrido, con el fin de evitar los inevitables calambres o contracturas musculares que disminuyan nuestro rendimiento.

10 Flares Twitter 10 Facebook 0 10 Flares ×

Deja un comentario

No se publicará tu email. Por favor introduce tu nombre, email y un comentario.